ESTÉTICA DENTAL

El objetivo de la estética dental es conseguir una sonrisa bonita y atractiva.

Mejorar la forma y el color de los dientes es posible con distintos tratamientos, siempre en función de las necesidades del paciente.

-      Carillas de porcelana. Las carillas o facetas de porcelana son láminas de entre 0,8 y 1,5 mm de grosor que, adheridas a la superficie frontal de los dientes, son capaces de modificar el color, la forma, el tamaño o la posición del diente.

-      Carillas de composite. Son menos costosas que las de porcelana y la reducción dental es menor. La estética que se consigue en comparación con las de porcelana también es menor, pero son una buena alternativa.

-      Coronas de zirconio (sin metal). La ventaja del zirconio es que es un material muy duro, sirve como base para las coronas y su color es blanco. Esto nos permite hacer coronas libres de metal que son mucho más estéticas que las coronas clásicas de metal-porcelana

-      Blanqueamientos. El blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes. El blanqueamiento de los dientes permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por causas extrínsecas como el té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos. Sin embargo, no todas la manchas u oscurecimientos dentales se pueden eliminar  o mejorar a través del blanqueamiento dental (manchas por tetraciclinas)  y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas de porcelana o fundas.

 En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es importante y necesario realizar una limpieza dental profesional (ultrasonidos + cepillado profesional) completa previa a la realización del blanqueamiento dental. Generalmente se realiza un blanqueamiento en el consultorio que dura aproximadamente 1 hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario en el hogar, con el uso de férulas adaptadas a la boca del paciente. Este tipo de blanqueamiento se emplea por la noche, mientras el paciente duerme.